Bowling, un juego deportivo

El Bowling es un juego muy popular y entretenido y, lo más importante, se puede jugar en grupo. Lo que la mayoría de la gente desconoce es que es también un deporte y cuenta con una serie de reglamentaciones que, lejos de quitarle interés, lo hacen aún más desafiante.
Las competencias de bowling involucran dos jugadores o dos equipos de jugadores que compiten para saber, básicamente, quien bota más bolos en menos tiradas.
ELEMENTOS
Los elementos básicos del juego son: la pista, los bolos y las bolas o bochas.
La Pista: consiste en un entarimado de madera, de 19,15 m de longitud por 1,08 m de ancho.
El área en que el jugador avanza hacia la linea de tiro recibe las denominaciones de “approach” (acceso) y “runway” (senda), teniendo 4,90 m de largo, si bien es cierto que el punto de posición inicial del jugador se encuentra a 3,85 m de la linea de lanzamiento.
La pista será horizontal y , nivelada, poseyendo a ambos lados un canal de 0,23 m de ancho, destinado a retener las bolas que salgan de la pista. Comienza en la linea de foul o de tiro, o sea una raya negra que fija el limite de aproximación del jugador y concluye en el, extremo de la plataforma de los bolos.
Desde el bolo numero 1 hasta el foso, los canales son rectangulares e inclinados, mostrando un desnivel, con relación a la pista, de 0,075 m.
El “caballete” (Ball-rack), dispuesto dentro del área del jugador, contiene las bolas a usar y las de repuesto.
Las pistas pueden ser de dos tipos: la rápída (Fast) y la lenta (Slow). En la primera, por tratarse de una superficie lisa, la bola so desliza con gran velocidad; en cambio la, segunda, de superficie áspera, frena la fuerza de lanzamiento impidiendo la velocidad.
Para averiguar a cuál de estos tipos pertenece la pista, el procedimiento a seguir es sencillo, pues bastará ejecutar unos “tiros” y observar el resultado. Si se trata de una pista lenta, la bola se frena con facilidad y suele golpear de lleno en el bolo número 1; por consiguiente habrá que orientarce para arrojar la bola más desde el centro, dando más espacio para el arco que describe.
En pistas rápidas, la bola ofrece resistencia a describir la curva que desea imponerle el jugador, haciendo fallar el golpe al bolo número 1. En este caso, hay que orientar el tiro hacia el ángulo derecho de la línea de lanzamiento; pero si con ello no se logra el objetivo propuesto, se procederá a disminuir la fuerza del tiro.
En lo que respecta a las pistas, cabe agregar que no existe uniformidad en los materiales empleados en la construcción, pues debe considerarse lo relacionado con el lugar de instalación, ya sea éste al aire libre o en local cerrado.
Los Bolos: se utilizan diez bolos numerados correlativamente, a partir del uno, y todo jugador debe acostumbrarse a mencionarlos por su número correspondiente.
Estos bolos se colocarán en el fondo de la pista, formando un triángulo numérico y sobre chapitas metálicas distantes treinta centímetros y medio una de otra. Las chapitas tienen por objeto no variar la posición que les corresponde a los bolos, y éstos se numerarán de izquierda a derecha, a partir del número uno, que hace de “cabeza” o vértice de triángulo, formando la base los bolos 7, 8, 9 y 10. Esa parte deberá medir 91,5 m, quedando a 12 centimetros del borde final de la pista.
Por deducción, resulta entonces que, del eje del bolo número uno al límite del foso, debe haber una distancia de 1,04 m, y desde ese bolo a la linea de tiro, 18,11 m.
El bolo debe tener 381 milímetros de altura, y 57 milímetros el diámetro de la base. su peso no excederá de 1.700 gramos.
Las Bolas o Bochas: la bola tipo internacional tiene 88 centimetros de desarrollo de circunferencia, y un diámetro de 218 milimetros, pesando desde cuatro y medio hasta siete kilogramos.
Puede tener dos o tres agujeros, lo que no afecta al juego, aunque fuerza es reconocer que la de tres agujeros es en la actualidad la más difundida. De todas maneras, no es una cuestión numérica dé agujeros, sino que esta última puede ser asida con firmeza y soltada con entera facilidad.

OBJETIVO DEL JUEGO
De acuerdo con la reglamentación dispuesta por el “American Bowling Congress“, el juego tiene por finalidad derribar una serie de bolos numerados del 1 al 10, mediante dos bolas lanzadas en forma sucesiva.
La partida se compone de diez tiradas o “jugadas” y en cada una de ellas el jugador tiene dos oportunidades de voltear los bolos, logrando lo que se denomina “Strike” (golpe) si consigue derribar los diez bolos con la primera bola. Ocurriendo esto, se abstendrá de lanzar la segunda.
En caso contrario, y como es común que suceda, si la primera tirada voltea una parte de los bolos, y la segunda el resto, se habrá logrado un ‘Spare” o (sobrante).
Si se fallara con la primera bola y se consiguieran todos los tantos con la segunda, se considerará y computará como una “sobrante” (Spare), puesto que fue necesario emplear las dos bochas.
Resultará un “Split” (hueco), cuando luego del lanzamiento de la primera bola queden dos o más bolos en pie, siempre que se haya volteado al que hace de cabeza (el que lleva el nr 1) y a otro cualquiera; o, por lo menos, que haya caído uno delante de dos o más. Así, entonces, el “hueco” (Split) puede convertirse en un sobrante (spare).
Se cometerá un “error” si, luego de Ianzar la segunda bola, quedan bolos en pie.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *