Buceo

Entre la calma y lo mágico se encuentra el mundo del buceo, estas personas que realizan la inmersión requieren la ayuda de dispositivos adecuados para respirar bajo el agua. Si la inmersión es a pulmón libre, pueden descender a profundidades entre 6 y 30 metros durante varios minutos. Si emplean pulmones artificiales pueden prolongar la permanencia y aumentar la profundidad. Para esto se requiere de un traje llamado chaleco compensador que está hecho de un estanco de tela cauchitada que cubre todo el cuerpo, excepto las manos y la cabeza; ésta se cubre con un casco metálico, provisto de una ventanilla para facilitar la visión y de válvulas para la salida del aire viciado. El conjunto traje casco se llama escafandra.

 
De igual manera, se necesita de un tanque de oxigeno, regulador, arnés, accesorios, luces químicas, linternas, aletas. El suministro del aire necesario para la respiración se efectúa mediante bombas de mano o con motor, Para las inmersiones a profundidades comprendidas entre 70 y 250 metros se usan escafandras rígidas con bra-zos y piernas articuladas; para el descenso hay que inundar unos tanques que lleva el equipo, y para ascen-der deben achicarse. El aire se suministra desde el exterior o por medio de bombonas aplicadas al equipo.
  
Pero no sólo los accesorios son importantes para la práctica de esta disciplina deportiva, también hay que tener en cuenta las dificultades físicas que provocan una anomalía en la inmersión como son: la presión del agua, el empuje hacia arriba, la mala visibilidad y la baja temperatura. Con el paso del tiempo, algunas personas que realizan este deporte presentan alteraciones en su estado físico por presiones superiores a las habituales o como consecuencia de las mismas. Se deben a la mayor disolución de gases, en particular nitrógeno en la sangre, como consecuencia de la hiperpresión y a la formación de burbujas de gas al efectuarse una descompresión rápida; suelen aparecer lesiones óseas, articulares y del sistema nervioso.
 
Para que una persona empiece a practicar este deporte extremo, se comienza entre los 7 y 9 años. Se pretende despertar en los niños la curiosidad y el amor por el mar, mediante el empleo del equipamiento básico y que comiencen a conocer la técnica de respirar por un regulador de un equipo de circuito abierto.
Se introduce a los niños entre 10 y 12 en la historia del buceo, en distintas técnicas para aumentar la capacidad de apnea y en principios seguridad con el empleo del equipo autónomo de aire comprimido de circuito abierto.
 
De igual forma al alumno se le debe instruir en los conocimientos básicos de técnicas y normas de seguridad, para poder realizar inmersiones recreativas en aguas abiertas hasta los 18 metros de profundidad acompañados de buzos avanzados.
En la categoría de los 13 años se comienza a preparar a los niños en su ascenso a la categoría internacional de Buzo Deportivo Estrella haciéndole conocer los distintos tipos de equipos autónomos, su empleo y riesgos por un uso inadecuado. Una vez sea un experto en lo anterior, se le prepara al buzo en las técnicas avanzadas, para que él mismo pueda aventurarse en la práctica deportiva en naufragios, cavernas, con corrientes, etc.
 
Posteriormente viene la categoría de Arqueología Subacuática que brinda a los buzos deportivos, conocimiento sobre técnicas de Reconocimiento y Relevamiento; de Terrenos a Explorar, Orientación Subacuática y Búsqueda y Recuperación de Objetos.
 
El Buzo de Rescate reciben instrucción y entrenamiento específicos en Rescate y Asistencia de Víctimas en todo lo relacionado a las últimas técnicas en Primeros Auxilios.
Por último existe la categoría de Fotografía Subacuática en donde los Buzos Deportivos reciben con todo el equipo incluido, la teoría y práctica necesaria sobre la práctica de la fotografía submarina, como son: el manejo y el posicionamiento de la lente con respecto al objetivo, y el equilibrio del buzo con respecto a su eje corporal.
 
Las anteriores categorías además de volver a la persona en un avezado en este deporte, son los lineamientos establecidos por la CMAS (Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas). Por ello, se aconseja a la persona de tener en cuenta estos ítems para una realización sino perfecta, por lo menos ideal.
Por otro lado las diferentes pruebas de Competencia según la Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas son las siguientes:
 
01.-Caza Submarina 1º Categoría.
02.-Caza Submarina 2º Categoría.
03.-Caza Submarina Novicios.
04.-Caza Submarina Damas.
05.-Recolección de Especies de Peces.
06.-Recolección de Invertebrados Damas.
07.-Recolección de Invertebrados Varones.
08.-Caza Fotográfica.
09.-Natación con Aletas Damas.
10.-Natación con Aletas Varones.
11.-Orientación Submarina (Autónomo).
 

En Colombia existen algunos sitios para la práctica de esta disciplina deportiva como la isla Fuerte a 81 millas náuticas de Cartagena, que es la última isla del Cordón formado por el archipiélago del Rosario y San Bernardo, al lado oeste de isla Fuerte se encuentra la plataforma Carolina de más de 6 kilómetros cuadrados, conocida normalmente como el Bajo del Bobillo y con una profundidad entre 25 y 60 pies. Además de este arrecife se encuentran las playas de Santa Marta, Cartagena y Barranquilla y San Andrés Isla, que también son ideales para la practicar el buceo de superficie o realizar primeras inmersiones. Asimismo, bajo las profundidades de estas azules aguas, sirven de hogar y refugio para Barracudas, Jureles, Pargos, Meros, Chernas, Camarones, Caracoles, Estrellas de Mar, Rayas y gran variedad de peces coralinos que pueden ser observados por los buzos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *