Escalada

No se tiene un dato exacto sobre el surgimiento de la escalada en roca como tal; por ejemplo, los antiguos cazadores seguramente escalaban paredes al perseguir a sus presas. Fue hasta 1786 que se registró el primer ascenso al Mont Blanc y de ahí que es desarrollara un interés más profundo sobre las montañas; primero por conquistar sus cumbres y después por escalarlas por vertientes cada vez más difíciles. De allí surge el desarrollo de la escalada en roca como deporte, al principio en la montaña y más tarde como especialidad en murallas independientes. Junto con esto se desarrolló la tecnología del material de Escalada con el único fin de ampliar las posibilidades del escalador, y al mismo tipo garantizar su seguridad. Hasta entonces la Escalada había tenido la cualidad de ser un deporte ermitaño que no tenía motivación o remuneración alguna, salvo la espiritual, que para muchos de nosotros continúa siendo la más importante. Sin embargo, las necesidades de entretenimiento y las comerciales, más tarde, impulsaron la creación de muros artificiales en los que, aparte de entrenar, se podía producir un espectáculo al que pudiese acudir público en general, así surge la Escalada Deportiva.



MODALIDADES DE ESCALADA

Existen varias modalidades dentro de la escalada en roca:

Escalada libre: Consiste en trepar (subir) por una pare sin utilizar ninguna progesión artificial (estribos).

Escalada deportiva: Es una variante de la escalada libre en la que lo principal es la dificultad, siendo también una de las modalidades más practicadas hoy en día.

Top-Rope: Consiste en escalar con la cuerda por arriba.Es la manera más segura y la más utilizada por los principiantes, pero la menos recomendada, ya que, debido a la fricción se desgasta la cuerda más que escalando de primero.

Escalada a vista: Escalar al primer intento sin tener ninguna referencia previa, ni visual ni comentada.

Boulder: Conocido también como BLOQUE, consiste en escalar, sin asegurar, un bloque de pequeña altura.Va muy bien para entrenar.

Solo integral: Consiste en escalar sin ningún tipo de seguro.Típica de escaladores locos.

Escalada artificial: Es aquella donde se utilizan los anclajes para poder progresar, es decir, te ayudas de los propios anclajes y no de los elementos de la pared. Esto requiere una gran cantidad de material, es decir, mucho dinero.

Grandes paredes: Es aquella en la que, por su dificultad, nos tome más de dos días en escalar una determinada vía.Puede incluir, tanto la escalada libre como la artificial

EQUIPO NECESARIO PARA PRACTICAR ESCALADA

A continuación, enunciaremos los principales elementos con los cuales se deben contar para realizar la práctica de este deporte:

La cuerda
Para probar la seguridad de las cuerdas de escalada, así como algunos otros elementos del equipo existen normas DIN sólo debe comprar material homologado por la UIAA. Fundamentalmente, existen las llamadas cuerdas simples (diámetro 10-11,5 mm.), o las cuerdas para usar en doble (diámetro 8-10 mm.), que solo deben utilizarse de esta manera, y presentan ventajas en terrenos alpinos.

Para las escuelas de escalada, se recomienda una cuerda simple le 50-60 metros de largo.

Las cuerdas de escalada se fabrican en perlón (Poliamida). Su estructura se divide en dos partes perfectamente diferenciadas: la camisa (parte externa) Y el alma (parte interna). Esta última debe revisarse de forma periódica en busca de posibles daños mecánicos.

La impregnación de la cuerda con el propósito de impermeabilizarla, no merece la pena para la escalada deportiva, debido fundamentalmente a las pocas posibilidades de mojarse que tendrá en la realización de esta actividad. Además, las cuerdas sin impregnar son generalmente más suaves y por lo tanto más cómodas de manejar que las tratadas.

Arnés de Cintura
Existen dos tipos fundamentales de arneses de cintura:
* El tipo simple – sin cierre -, debe cerrarse mientras no se está encordado con un trozo corto de cinta plana. Sólo entonces capaz de cumplir su función con cierta autonomía. La ventaja de este tipo de arnés consiste en su ligereza.
* El segundo tipo, más polivalente, tiene el cierre incluido. En cuanto este queda cerrado y pasado hacia atrás, el arnés queda listo para su utilización.
El uso de un cierre con velcro, facilitar la operación de ajustarse arnés, ya que así el cinturón no resbalará continuamente al ponerse.

Las perneras han de elegirse de una ancho tal que no nos sean molestas, pero también para que, de alguna manera, se ajusten a los muslos.

Además de los arneses de cintura descritos existe también el modo arcaico, con dos bucles altos para el encordamiento situados lateralmente, así como varios tipos de arneses completos (arnés de pecho y cintura), pero no son recomendables a causa de su total carencia de comodidad.

Atención: estos arneses se encuentran en el mercado y también tienen su norma DIN.

Casco
También para los cascos existe una norma DIN. De acuerdo con esta norma, los cascos deben tener una resistencia a la penetración muy alta (golpes por caída de rocas), y una gran capacidad para absorber la energía del impacto (choques con la cabeza).

Tanto el barboquejo como las cintas de la nuca, deben garantizar que el casco no resbalará sobre la cara o hacia atrás en caso de caída o movimiento brusco.
Los criterios principales a la hora de comprar deben ser el poco peso (400-500 gr) y una buena adaptación.

Calzado de Escalada
Para la escalada se emplean, en general, suelas de goma cocida sin relieve. Las suelas con relieve sólo se utilizan en montaña, cuando hay que superar superficies resbaladizas, o se prevea la posibilidad de adaptar los crampones.

En los últimos años, la calidad de las gomas ha mejorado notablemente, existiendo incluso suelas distintas para los diversos tipos de escalada.
Actualmente, la tendencia indica que cuanto más blanda sea la suela, tendrá mayor adherencia, pero hay que tener en cuenta que el desgaste ir también en aumento.

El calzado de escalada que podemos encontrar hoy en el mercado puede dividirse en tres grandes grupos con varios tipos intermedios:
*Bailarinas
*Zapatos blandos o semirígidos
*Zapatos rígidos

La mayoría de las bailarinas se sujetan al pie por medio de una banda elástica, tienen suelas muy finas y se prestan especialmente a la escalada en adherencia.

Los zapatos de suela blanda se ajustan, generalmente, con cordones, aunque pueden venir reforzados también con una banda elástica, y tienen suelas flexibles que pueden doblarse con facilidad, tanto en sentido longitudinal como transversal. Son bastante polivalentes, por lo que resultan especialmente recomendables para aquellas personas que pretendan funcionar con varios tipos de roca.

Los zapatos rígidos tienen suelas que a la altura de los dedos, pueden doblarse ligeramente en sentido longitudinal, y apenas en sentido transversal. Son especialmente adecuados para mantenerse sobre regletas y apoyos pequeños (menos de 1 cm de ancho), pero se desgastan con relativa rapidez en la zona de canteo (canto interior a la altura de los dedos). En el momento en que la suela se despegue, se pueden poner suelas nuevas, aunque esto generalmente conlleva una ligera pérdida de precisión.

Los tipos de calzado blando se presentan casi únicamente como zapatos bajos; los semirígidos y rígidos, por el contrario, suelen llegar a la altura del tobillo (tipo “pie de gato“). En tanto que el zapato bajo permite una movilidad óptima de la articulación tibiotarsiana, el zapato alto cumple una cierta función de apoyo e incluso de protección del tobillo (fisuras y chimeneas estrechas). Algunos modelos de calzado tienen bandas de tensión alrededor del talón, que permiten una dosificación de la presión en la zona de los dedos.

El calzado de escalada debe usarse muy justo. Unos pies de gato demasiado grandes – sobre todo en apoyos pequeños -, no proporcionan una buena sustentación ya que ruedan alrededor del pie. En todo caso, hay muy diversas opiniones acerca del ajuste del calzado.

Fundamentalmente existen dos posibilidades:
Los dedos se encuentran en posición normal. En este caso se deben comprar los zapatos un número o dos por debajo de nuestro número normal.
Los dedos quedan “encorvados”. En este caso, se pueden comprar los zapatos tres o cuatro números por debajo de la talla normal.
La ventaja del segundo método consiste en que merced al brazo de palanca más corto y a la enorme presión en la zona de los dedos, resulta posible mantenerse sobre los apoyos aún más pequeños. Los inconvenientes residen en los posibles dolores y lesiones a largo plazo, producidos por la presión anormal.

Algunos zapatos de escalada son extremadamente planos en la zona de los dedos, y por ello resultan especialmente ventajosos para mantenerse en regletas y en fisuras. Sin embargo, él que no tenga los dedos como un lenguado, deberá escalar con los dedos encorvados o bien comprar una talla demasiado grande. Por ello, especialmente la gente con dedos gruesos, se sentirá mas cómoda con un calzado más ancho en la punta.

A la hora de comprar, uno se debe decidir por un tipo determinado (bailarinas, blando, rígido, altura de la caña, etc.), y entonces, dentro de este tipo elegir el que mejor se adapte a nuestro pie.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *