Historia del paracaidismo

El paracaidismo es una técnica de lanzamiento de personas, caracterizado por el uso de un paracaídas, como medio para amortiguar el impacto con el suelo. El salto de la persona se realiza casi siempre desde un avión o helicóptero, utilizando un punto estratégico como referencia, para el impacto con la tierra.

Breve historia del paracaidismo

Desde los orígenes del hombre, este siempre ha tenido una fascinación por el aire, son muchos los hombres que con el paso de la historia, han soñado con volar al igual que las aves. Debido a la dificultad que representó en algún momento el hecho de volar, las prácticas del paracaidismo se volvieron más razonables para la mente ortodoxa del hombre. El primer intento de paracaidismo, se registró en el año 852 D.C, en la actual España, donde un árabe realizó un salto que terminó en algunas heridas.

A principios del año 1000, un monje ingles decidió realizar la misma hazaña, la cual terminó en la fractura de las piernas del mismo. Aunque no se logró el objetivo deseado, el hombre pudo sobrevivir al impacto.

Pasaron 200 años, hasta que se relató la historia de unos acróbatas, pertenecientes al lejano y cerrado imperio Chino. Los mismos, realizaron un salto con unas especies de sombrillas de papel en la coronación del emperador. El hecho fue relatado por un misionero francés, que estuvo presente en el hecho y que llenó de misterio a los europeos de la edad media.

En 1495, en pleno apogeo de la época del renacimiento, el famoso pintor y científico Leonardo da Vinci, realiza los primeros planos de un paracaídas moderno. El diseño era algo ortodoxo, pero para la época resultaría algo muy innovador y fuera de su tiempo.

Haciendo paracaidismo

Haciendo paracaidismo

El diseño del italiano se llevó a cabo en la península itálica, donde un milanés sirvió de conejillo de indias; pero debido a que el experimento terminó con la vida del hombre, el proyecto no se volvió a mencionar.

A mediados del siglo XVIII se realiza el primer diseño de un paracaídas práctico, que podría ser considerado como inspiración para los más actuales. Este diseño se llevó a cabo por el físico francés Lenormad, quien además de diseñar, realizó un salto que terminó con resultados satisfactorios.

Después de que se inventaran los globos aerostáticos, el paracaídas tuvo un importante auge, ya que muchos tenían la forma de llegar al punto de partida en el aire. Esto sin mencionar que en caso de un incidente del globo en el vuelo, el paracaídas podría ser una forma de salvarse.

En la Primera Guerra Mundial, el paracaídas se volvió muy frecuente en los pilotos de guerra, que corrían el riego de ser derribados por el enemigo. Con el inicio de esta guerra, la técnica del paracaidismo se volvió un hecho más significativo para las tropas; que querían aterrizar de forma segura en línea enemigas, además de ser de gran ayuda para llevar municiones al campo de batalla.

Durante el apogeo de la Guerra Fría, a mediados de la década de los 70, el paracaidismo como deporte, se volvió muy popular entre los civiles; esto debido a las nuevas invenciones en los paracaídas, que lo volvió mucho más fácil de manejar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *