Motocross o Enduro

¿Motocross o enduro? Aparentemente semejantes, estas dos variantes para pasar el tiempo libre sobre dos ruedas tienen claras diferencias, tanto en lo que hace a la actividad propiamente dicha como a las motos utilizadas para practicarlas Generalmente, las personas a las que les gustan las motos han tenido la oportunidad de probar distintos modelos, y los más afortunados, de tener motos de calle, enduro o cross.

Cabe destacar que fue en Argentina, a fines de la década del 60, donde nació esta última modalidad, con motos generalmente adaptadas para tal uso, ya que no eran fabricadas así originalmente. En aquella época, los rodados tenían dos amortiguadores atrás en lugar de uno (Mono Shock), como tienen en la actualidad. Esa característica les permite, por ejemplo, traccionar mucho mejor, con menor pérdida de potencia. También mejoraron los cuadros y las suspensiones, que con recorridos más amplios y mejores resortes brindan un andar seguro y no hacen tope en las caídas de los saltos. El enduro, en cambio, es una disciplina muy diferente, que consiste en recorrer grandes distancias a campo traviesa. En primer lugar hay que diferenciar claramente estas dos modalidades, ya que se practican con motos radicalmente distintas, por lo que veremos en las próximas líneas las características más importantes de cada actividad, incluyendo, a manera de ejemplo, las fichas técnicas de la Honda XR 600R y la Yamaha YZ 125, que reúnen las características propias de los vehículos que se utilizan para enduro y cross, respectivamente.

Motocross

El motocross nació como una actividad al aire libre, combinando la moto con la naturaleza. Originalmente se practicaba en circuitos naturales, lo bastante amplios como para hacerlos entretenidos y lo bastante compactos como para que quiénes asistían a ver las pruebas, pudieran disfrutar del espectáculo. Con el tiempo la actividad fue limitando su acción a los circuitos, algunos en ámbitos naturales y otros en ámbitos totalmente artificiales, como son, por ejemplo, los estadios cubiertos. En el interior del país todavía se siguen realizando algunas pruebas a la vieja usanza, dentro de circuitos casi naturales, aunque con cierta preparación, especialmente en los saltos y las curvas.

Generalmente, las motos de cross tienen motores de dos tiempos, o sea que, además de ser más briosas, tienen menor capacidad de carga de combustible y utilizan mezcla de nafta y aceite para funcionar. Se usan casi sin protecciones y accesorios, por lo que son livianas y tienen una relación peso/potencia muy eficiente. Pesan entre 65 y 95 kilogramos, aproximadamente, dependiendo de la cilindrada, que puede ir desde 50 hasta 500 centímetros cúbicos. Para los jóvenes y los que recién comienzan, es recomendable utilizar de menor cilindrada. Dadas las características de la actividad, en estas motos es indispensable el uso del casco, las botas, la pechera, la faja y demás elementos de seguridad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *