Paracaidismo

El paracaidismo es una actividad que surgió a partir de la existencia de plataformas aéreas, por la permanente inquietud voladora de algunos aventureros que comenzaron a realizar los primeros lanzamientos desde los globos de aire caliente, utilizando rudimentarios “paracaídas” de fabricación casera.
Consiste en saltar desde un avión, (aunque, también puede ser desde un globo, helicóptero, montañas, edificios, etc.) con un arnés que lleva una mochila donde va un paracaídas, el cual es abierto con una palanca.
 
El paracaídas es un aparato que permite que personas o cosas desciendan a tierra desde una plataforma aérea a una velocidad que posibilita un aterrizaje sin daños, fue creado por Leonardo Da Vinci, autor de las primeras investigaciones documentadas sobre este tema.
Surgió de los ejercicios militares aéreos. Hoy día existen diversas modalidades: paracaidismo deportivo, acrobático, en tabla, de salto base, etc. Es imposible saltar sin un curso previo, en el paracaidismo deportivo existen tres principales formas de saltar. La mejor precaución que se debe tomar en este deporte es nunca confiarse. Si se respetan las reglas de seguridad como la de abrir a una buena altitud es muy difícil que ocurran accidentes. Hoy los equipos de paracaidismo son muy seguros.
HISTORIA DEL PARACAIDISMO

Desde el siglo XVIII hasta principios del XX, el paracaídas evolucionó especialmente en su mecanismo de apertura, pero siempre conservando su forma original de semiesfera. 

La Primera Guerra Mundial marcó un gran avance en esta actividad, dada la necesidad de las Fuerzas Armadas de contar con una forma rápida para descargar hombres y materiales en los campos de batalla. Luego de la Guerra se realizaron saltos con más espectacularidad que nunca a pesar de las desordenadas caídas libres. Se comenzó a utilizar el paracaídas con otros fines dada la facilidad de acceso que brindaba para llegar a zonas inhóspitas. Se efectuaron lanzamientos en zonas afectadas por incendios forestales para llegar a los focos del fuego, o a lanzar médicos en lugares donde eran necesitados con urgencia. Estas prácticas surgieron en la Unión Soviética y posteriormente se extendieron a Europa y EEUU.
Hoy la tecnología brinda equipos y accesorios cada día más confiables como paracaídas rectangulares de alta performance, altímetros electrónicos, abridores automáticos de emergencia, que hacen del paracaidismo una práctica segura y muy divertida.
MODALIDADES DE PARACAIDISMO

En el paracaidismo cada una de las personas que lo practica, busca y encuentra cosas diferentes, Por tanto no es extraño que además de las modalidades que se detallan a continuación y que ya se pueden considerar clásicas, estén irrumpiendo con más o menos fuerza otras.
Estas van desde el Chute Assise o caída sentado, en la que como su nombre indica la posición de caída libre es en esa posición, al Sky Surf en el que se lleva una pequeña tabla parecida a las de surf en los pies o a modalidades más agresivas como el Head Down. Esta última modalidad, es una modalidad creada por deportistas inquietos, en la que la posición básica de caída libre es cabeza abajo.

Precisión en aterrizaje
Consiste en pisar o aterrizar lo más cerca posible de un punto de 5 cm. de diámetro. Los saltos se realizan a 1.200 metros de altura y el punto de aterrizaje se determina mediante sensores electrónicos.

Estilo clàsico
En esta disciplina en la que se salta a 2.000 metros, se efectúa un grupo de movimientos enlazados, giros y loopings, a realizar en el menor tiempo posible. En España, salvo en determinados ámbitos militares, casi no se practica. Se juzga desde el suelo, mediante monitores de TV.
Estilo libre
Disciplina relativamente reciente en la que a la persona que hace auténticos ejercicios de “ballet”, la acompaña un cámara, constituyendo ambos un equipo inseparable.
Vuelo de formación
Consiste en la formación de una o varias figuras (Trabajo Relativo Secuencial), por un grupo de paracaidistas de número variable, 4, 8, 10, 16, 32, 40 o grandes formaciones. Es una de las modalidades que más adeptos tiene, por su vistosidad y belleza. La altura de los saltos en competición es de 2.900 metros para equipos de 4 saltadores. 3.500 o 4.000 metros es la altura normal para saltos de entrenamiento. Para grandes récord, es usual saltar entre 5.000 y 6.500 metros, utilizando en esos casos oxígeno durante el ascenso. A finales de septiembre de 1.996 se logró realizar en Rusia, una formación de 297 paracaidistas de todo el mundo. No se pudo homologar como Récord del Mundo de Grandes Formaciones, al ser el intento de 302 y haber faltado 5 componentes.

El actual Récord del mundo de grandes formaciones, ha sido recientemente establecido en una formación de 246 saltadores que se mantuvo durante 7’3 segundos en Chicago (USA) (26 de julio de 1.998). A continuación podeis ver la foto de este record… El actual Récord de España de Grandes Formaciones está en una formación de 54 paracaidistas. Se logró sobre la vertical de Zaragoza en la tarde del 11 de octubre de 1.997, bajo la Organización y Dirección de Centro de Paracaidismo Cierzo y con la colaboración de Richard Hornig. Se voló correctamente durante 11’09 segundos. Al dia siguiente, 12 de Octubre de 1997, se consiguió formar y volar correctamente una formación de 60 paracaidistas. No se pudo homologar como nuevo Récord de España al ser el intento de 61 paracaidistas y faltar… ¡¡solamente uno!!

Es una de las modalidades que más adeptos tiene, por su vistosidad y belleza. La altura de los saltos en competición es de 2.900 metros para equipos de 4 saltadores. 3.500 ó 4.000 metros es la altura normal para saltos de entrenamiento. Para grandes récord, es usual saltar a 5.000 o 6.000 metros, utilizando en esos casos oxígeno durante el ascenso

Trabajo relativo de campana
En esta modalidad las figuras se confeccionan con los paracaídas ya abiertos. La altura de salto suele ser de 2.000 metros y nada más abandonar el avión los miembros del equipo abren sus paracaídas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *