¿Cuáles han sido los peores “gatos” en el fútbol?

En la jerga, “gato” es el apellido de quien falsifica la edad. Generalmente, esto se hace con la ayuda de responsables o de los representantes de los juegadores, mientras que los atletas están en los equipos filiales o cedidos en terceros equipos.

En la jerga del fútbol, “gato” es el apodo dado a quien falsifica la edad. Generalmente, esto se hace con la ayuda de responsables o de negocios, mientras que los atletas están en las divisiones inferiores y los campeonatos se dividen por grupos de edad. Jugando contra rivales menores y menos experimentados, los mentirosos llevan ventaja. Además de ayudar al equipo, esto facilita la negociación del jugador a un club grande. Cuando surge una sospecha, por denuncia de árbitros o de otros equipos, es preciso someter al deportista a una tomografía de la muñeca, que detecta su edad ósea.

Taribo West

Taribo West

TARIBO WEST

El caso más impresionante es el del defensor nigeriano Taribo West. En 2013, el presidente del club que defendió en Serbia, dijo que el jugador es 12 años mayor. El chico jugó en dos Copas del Mundo y ganó los juegos Olímpicos de 1996 (a los 34 años) – cuando eliminó a Brasil en la semifinal. Como él está retirado, la denuncia no fue verificada. Si el realmente mintió acerca de su edad, en 2008, él no se retiró con 34 años, sino con 46 años.

EMERSON SHEIK

El actual delantero del Corinthians, ha cambiado el nombre – él no se llamaba Emerson – y la fecha de nacimiento, del 6 de diciembre de 1978, al 6 de septiembre de 1981. Condenado en 2007 a casi cuatro años de prisión, “Emerson” tuvo su pena convertida en una multa económica y la prestación de servicios comunitarios.

SANDRO HIROSHI

La revelación del campeonato paulista de 1999, en el que fue vicepresidente de goleador por el Río Blanco (SP), Sandro se decía que había nacido el 19 de noviembre de 1980, pero nació un año antes. La estafa fue descubierta en la Copa Libertadores de ese año, cuando ya jugaba en el Sao Paulo de Brasil. Él fue suspendido por 180 días y se retiró en 2013, en el mismo Río Blanco.

MICHEL SCHMÖLLER

Fue el propio padre del atleta, Antonio, quien confesó el “gato” después de que el Figueirense recibiera una denuncia anónima, en 2007. Él era casi tres años mayor que lo declarado en los documentos falsos. La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) se enteró del caso y expulsó al atleta de la selección sub-17, en la que jugaría con 19 años.

MAX BARRIOS

En el campeonato sudamericano Sub-20 de 2013, la selección peruana contaba con un ecuatoriano. Los equipos se enfrentaron y un atleta del Ecuador reconoció el futbolista Max Barrios, de 17 años, como Juan Espinoza, de 25, que era su compañero en otro equipo. El caso fue a parar a la Justicia y el jugador ha sido inhabilitado para la práctica del fútbol. Hasta el final de 2013, que todavía estaba vigente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *