Subida al monte Naranco

Asturias tiene, entre otros muchos atractivos, un enorme número de rutas de montaña y litoral que hacen las delicias de los aficionados al senderismo. Sin embargo,para quienes vivimos en las ciudades -o para los que vienen a ellas por motivos de trabajo de manera puntual- desplazarnos una hora en coche cuando lo que queremos es disfrutar de un breve paseo, puede que no sea la mejor opción.

Por eso quiero repasar algunas opciones de senderismo al alcance de quien está, por ejemplo, en Oviedo. Sin la necesidad de usar el coche -a todas las rutas que voy a citar se puede llegar andando o en autobús- y con una dificultad fácil, estas rutas pueden ser un buen sustituto para “las de verdad” sin dejar de ofrecernos hermosos paisajes y un poco de necesario ejercicio.

La primera de las excursiones que os propongo empieza en la falda del Monte Naranco. Si lo deseáis, es posible llegar hasta el comienzo de la llamada Avenida de los Monumentos en la línea siete de autobús, bajándonos en la parada de Ramiro I. Desde ahí sólo tenemos que comenzar la subida al Naranco, aprovechando si así lo queremos la presencia de un carril especial para corredores, e ir viendo como las construcciones altas de ciudad van desapareciendo y dan paso a pequeños chalets y casas de campo que ahora forman parte del barrio de Ciudad Naranco. Seguimos la Avenida hasta llegar al nacimiento de la perpendicular Calle de Pedro Caravia, donde tenemos que decidir si buscamos una ruta más o menos concurrida.

Si bajamos por Pedro Caravia, justo antes del Colegio Parque Infantil encontramos la llamada Pista Finlandesa o Paseo de Valdeflora, por la que podemos caminar sobre pista asfaltada sin la molestia de los coches durante unos cuarenta y cinco minutos antes de que la pista llegue a zona poblada y se termine la tranquilidad -ahí empieza a haber coches-, pero de todas maneras es una ruta interesante y es habitual ver a familias caminando juntos los domingos por la tarde o a gente ejercitándose en solitario.

Estatua en el monte Naranco

Estatua en el monte Naranco

Si preferimos un poco de senderismo más tradicional -alternando asfalto con pista y sendero de monte- las posibilidades son inmensas ya que, a pesar de que el Naranco está bastante poblado en su vertiente hacia Oviedo, aún es posible encontrar los antiguos senderos que llevaban tradicionalmente hasta la cumbre. Para ello, vamos a seguir por la Avenida de los Monumentos hasta que, a partir de la calle por la que se llega a la Pista Finlandesa, empecemos a ver pequeñas calles que van hacia el norte.

Tomando cualquiera de ellas podemos llegar a alguna de las subidas que nos llevarán hasta el monumento prerrománico de Santa María del Naranco y, desde allí, a la cima del monte -eso ya requiere un poco más de esfuerzo- o a enlazar con el tranquilo camino que nos acerca a la Fuente de los pastores.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *