Tipos de turismo de aventura

El turismo de aventura es aquel en el que se corren ciertos riesgos al realizarse. Usualmente requiere de preparamiento especial, habilidades específicas y cantidades de esfuerzo físico poco comunes en el turismo regular. El turismo de aventura se caracteriza en que le brinda al deportista una sensación de euforia alcanzada al librarse de su zona de confort. Los choques culturales y el contacto con la naturaleza son de las experiencias más perseguidas por las personas que quieren realizar turismo de aventura.

Gracias a los avances tecnológicos, ahora es fácil utilizar sistemas de posicionamiento global y tomar fotografías de paisajes de buena calidad con poco esfuerzo y preparación. También el acceso a sitios web facilita la instrucción sobre sitios de turismo de aventura y presentan las espcificaciones de los preparativos que hay que tener antes de realizar el viaje.

Existen varios tipos de turismo de aventura. Uno de ellos es el turismo accesible. Esta variedad se especializa en brindarle la posibilidad de aventura a las personas con discapacidades. El turismo accesible se enfoca en el acceso libre a sitios turísticos sin importar la edad, discapacidad o limitación física de una persona. Por ejemplo, los Estados Unidos tiene requerido por ley una rampa de acceso para silla de ruedas en cada negocio o establecimiento.

El turismo de sobretierra es el que la meta es disfrutar el trayecto, contrario a querer llegar al lugar. Se suele realizar en transportes todo-terreno o en bicicletas y camiones. Se suele acompañar de equipamiento para acampar y usualmente dura períodos extensos de tiempo. Un ejemplo de turismo de sobretierra fue el viaje de Helen y Frank Schreider en 1954. Se dedicaron a manejar y navegar desde Alaska hasta Tierra del Fuego en el sur de Argentina.

Turismo de desastres en Japón

Turismo de desastres en Japón

Otro tipo de turismo de aventura es el turismo de desastre. Consiste en que la persona se traslade a un sitio donde acaba de ocurrir un desastre natural por curiosidad. Esto puede verse como una molesta ya que puede ser un obstáculo para los rescatistas. A veces se clasifica como aprendizaje, ya que la información obtenida de sitios de desastre puede ayudar a otras localidades a estar más preparadas en caso de un eventual catástrofe natural.

Existe también la exploración urbana. Esto consiste en recorrer partes desconocidas o poco comunes de áreas urbanas o complejos industriales. A veces este tipo de turismo involucra problemas legales, ya que se puede considerar traspaso a propiedad privada. Los lugares usuales de exploración son almacenes abandonados, alcantarillas, fábricas antiguas, hospitales o pueblos fantasma. Muchas veces se pueden apreciar obras de vandalismo que son interesantes de ver. También se pueden visitar parques de diversiones, plantas eléctricas y silos de misiles abandonados.

Finalmente está el turismo de ghetto. El turismo de ghetto se basa en el intercambio cultural dentro de la misma ciudad a través de la música, los juegos y el arte. Capaz no clasifica como turismo de aventura de primera mano, pero las experiencias que se pueden obtener del turismo de ghetto pueden llegar a ser igual de significantes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *